Me cuesta mucho concentrarme en este artículo, pues creo que los reciduos de antiguos paradigmas aún revolotean mi cabeza. Lo primero que puedo afirmar es que Dios es bondadoso, y que no ve las cosas como vemos nosotros. Él no tiene los velos que nublan nuestra visión y la entorpecen, como la vanidad, las tradiciones o el amor a las cosas materiales, cualquiera sea su justificación.

Escuchaba a una señora, en un documental, sobre la caída de la capilla de su pueblo por causa de un desastre natural. La señora deducía que el Señor estaba enojado con el pueblo y que por eso había caído el templo, pero dentro de ese pensamiento, ella cambió su perspectiva y pensó que tal vez Dios quería mostrarles que tal caída de la capilla no tenía importancia, porque tal vez Dios quería mostrarle que el templo del altísimo somos nosotros mismos.

La señora estaba en lo cierto al pensar de esa forma, pero el paradigma de una religión puede ser tan fuerte que puede nublar incluso las respuestas más obvias. Como usuario de internet he visto de todo, y por sobre todas las cosas, lo cruel y despiadada que está la generación de jóvenes presente. He visto como son capaces de burlarse de todo, personas enfermas, discapacitados, muertes catastróficas, etc. Pero lo que más me ha llamado la atención son las mofas sobre Jesús, que sobrepasan todos los parámetros concebidos. Todo esto nace en países de habla inglesa y se replica en el hemisferio sur, con una aceptación muy amplia, los límites del respeto han desaparecido entre creyentes y no creyentes, pero ha sido gracias a este tipo de cosas que me he dado cuenta de algo fundamental.

Éxodo 20:4-6 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra: 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos, a los que me aborrecen, 6 Y que hago misericordia en millares a los que me aman, y guardan mis mandamientos.

Cuanto sentido cobra sobre mí este mandamiento, que la mayoría de los católicos tienen borrado de sus Biblias.

Define Imagen:

Imagen (del latín imago. Singular “imagen”; plural “imágenes”) es una representación visual, que manifiesta la apariencia visual de un objeto real o imaginario. Aunque el término suele entenderse como sinónimo de representación visual, también se aplica como extensión para otros tipos de percepción, como imágenes auditivas, olfativas, táctiles, sinestésicas, etcétera. Las imágenes que la persona no sabe y vive interiormente son denominadas imágenes mentales, mientras que se designan como imágenes creadas (o bien como imágenes reproducidas, según el caso) las que representan visualmente un objeto mediante técnicas diferentes: dibujo, diseño, pintura, fotografía, vídeo, etc.

Creo, y estoy seguro de eso, que el mayor error que hemos cometido muchos cristianos en la vida es adoptar una imagen mental de Dios, de nuestro Mesías y de toda persona que ha pasado por nuestro consciente teológico, y es este gran error el muro que ponemos entre nuestra mente y nuestro corazón, como un gran ídolo de piedra, que no nos permite desarrollar espiritualidad.

Publiqué hace un tiempo atrás un artículo de mi autoría sobre cómo estos ídolos romanos han sustituido el lugar en el corazón donde deberían estar seres intrínsecamente espirituales, incorpóreos y por sobre todo, carentes de una imagen “antropomórfica”, por lo cual, no tienen rasgos genéticos pertenecientes a raza alguna, ni género, ni edad! Incluso cuando nuestro Mesías Yeshúa resucitó lo hizo en un cuerpo glorificado, que ya no pertenecía a las condiciones genéticas de su nacimiento humano.

Hermanos y hermanas, hemos sido engañados por milenios, porque donde nacen reyes buenos también nacen malos reyes, en el caso de los sacerdotes de la iglesia ha pasado lo mismo! Existieron sacerdotes corruptos, idólatras, antisemitas y amantes de la aprobación humana por sobre la divina, que DISTORCIONARON el mesianismo y lo convirtieron en CRISTIANISMO.

Partí este artículo mencionando que Dios es bueno, porque en las iglesias y religiones donde nos reunimos el se manifiesta y derrama su espíritu sin importarle las atrocidades que hemos heredado. Y si en tu iglesia Dios se manifiesta es por amor a sus hijos, no a la religión a la que perteneces porque no existe religión verdadera, todas están torcidas por la mano del hombre.

Quitemos los ídolos que están en nuestras mentes y nuestros corazones y aprendamos a recibir a nuestro Dios, a nuestro Mesías y al espíritu santo de nuestro Dios en nuestros corazones por medio de nuestro espíritu, y les aseguro que toda cosa material creada por el hombre para adoración no tendrá sentido.

Anuncios