Toda organización dará prioridad a su imagen ante el mundo, por sobre la dignidad de las personas. Esto puede verse en cientos de casos en distintas organizaciones y credos. Para ellos es más importante la opinión de las personas que la opinión de Dios y la opinión de la víctima. Este hombre fue abusado por un sacerdote y no busca venganza, busca soluciones para las generaciones que vienen. Si tú conoces de algún caso en el que un líder espiritual haya denigrado a un hermano de cualquier forma, DENUNCIALO a las autoridades, pues las religiones prefieren mantener una imagen intachable al mundo, no a Dios.

Anuncios