Estimados lectores. Pido perdón por mi escaso aporte al blog, pues hace un par de semanas me convertí en padre, por lo que he entregado gran parte de mi tiempo a los cuidados de un recién nacido, el cual ha sido el regalo de Dios más grande que he recibido.

Hoy quiero contarles una anécdota personal con respecto al Reino de Dios:

Pasé a una librería cristiana y recorrí todas las estanterías de literatura cristiana, donde habían grandes pastores, ministros, obispos, y toda la amplia gama de líderes, cada uno con su publicación. Las librerías cristianas se destacan por vender publicaciones “cristianas”, sin apellido religioso, o sea, para todo público religioso. Di la vuelta por una de las góndolas y en el apartado destacado, en la cabeza, una publicación de Cash Luna “En honor al Espíritu Santo”. Debo reconocer que me dio un escalofrío de esos que recorren toda la espalda, entonces continué. Entre tanta búsqueda pregunté a uno de los hermanos que atienden, dónde podría encontrar un libro de Myles Munroe, “Redescubriendo el Reino”. Entonces me mostró donde estaba toda la literatura de este pastor conferencista, pero el libro que buscaba no se encontraba. Entonces me di otra vuelta más, buscando otros autores que tocaran el tema del Reino de Dios, pero no encontraba nada, en abundancia temas sobre la familia, la espiritualidad, problemas cotidianos del cristiano común, etc. Entonces pregunté a la vendedora: “No tienes más libros que hablen del Reino de Dios?” Ella me respondió: “Myles Munroe es el único que publica sobre ese tema.” Entonces hice esa pregunta sabrosa que adorna como guinda la torta: “Y por qué será que Myles Munroe es el único que publica sobre el Reino de Dios?” y ella me respondió con seguridad, pero con cierto sigilo: “Porque es el único que se atreve”…

 

Sin lugar a dudas, fue la respuesta que menos esperaba! Esperaba de una cristiana promedio respuestas como: “Porque no es el mensaje que todos los pastores predican” o algo por el estilo, pero ella me dijo que él es el único pastor cristiano que se atreve a hablar sobre el Reino de Dios. Si ella utilizó la palabra “atreverse”, es porque deben haber otros pastores o cristianos promedio que comprenden que existe un Evangelio del Reino, pero que NO SE ATREVEN a predicarlo, o por miedo a lo que el pastor o el obispo digan de su prédica, o quizás por la simple duda de que no sea cierto, pues toda la vida le enseñaron un evangelio distinto.

Lo que yo saco de este pensamiento, es que, para predicar el Reino de Dios, lo primero que debe hacer un cristiano es “estudiarlo y comprenderlo” para luego inmediatamente “romper con todo el error que aprendió en el pasado, incluso a costa de enemistarse con la religión (que no tiene nada que ver con enemistarse con Dios)”.

Tú, que estás leyendo esto: Te atreverías a Predicar el evangelio del Reino, que fue el evangelio de Jesús por toda su estadia en la tierra, a pesar de chocar con tu iglesia y tu pastor? En lo personal creo que el Espíritu Santo  es la única via segura para predicar este evangelio verdadero y olvidado, con el fin de tocar corazones con el mensaje puro.

Si tienes algún comentario al respecto, por favor déjalo en el post y lo podremos discutir.

Bendiciones a todos.

Anuncios